Grabat Graphenano Energy

Quiénes somos

Grabat Graphenano Energy es la división del grupo Graphenano que gestiona, fabrica y opera el negocio de las celdas de polímero de grafeno para su uso en diferentes aplicaciones.

 

Nació a raíz de un proyecto de investigación que la Universidad de Córdoba desarrolló con el apoyo de Graphenano. Hoy en día, Grabat tiene formalizada y ha hecho extensible su colaboración con la Universidad de Córdoba para un I+D durante varios años.

Nuestros valores:

  • Innovación y compromiso con la investigación de nuevos desarrollos
  • Calidad en los productos
  • Vistas de negocio a corto y largo plazo
  • Seguridad en el trabajo y en el modelo de producción
  • Sistema integrado de gestión que engloba calidad, prevención y medioambiente, implementando acciones de mejora continua
  • Sostenibilidad, responsabilidad social y compromiso medioambiental

Tecnología Grabat

Grabat Graphenano Energy se encarga de la fabricación de celdas, no de la integración de estas en las baterías.

 

Grabat integra en su tecnología el grafeno que fabrica Graphenano, su empresa matriz, con el objetivo de desarrollar celdas para baterías de alta capacidad energética.

 

Entre sus clientes estratégicos se encuentran algunas de las multinacionales europeas y asiáticas más importantes de los sectores de la automoción y la aeronáutica. Estas empresas ven en el potencial producto densidades energéticas superiores a sus requerimientos, lo que posiciona a Grabat como una empresa competitiva en el sector del almacenamiento energético.

Oficinas y centros de I+D

Tanto las instalaciones en las que se lleva a cabo la producción de celdas como los principales laboratorios de I+D se encuentran en Yecla (Murcia). No obstante, Grabat también cuenta con el apoyo en investigación de la Universidad de Córdoba y con un centro de innovación en Almazora (Castellón).

 

Grabat dispone de las instalaciones y recursos necesarios para albergar todo el proceso de fabricación de la celda, de principio a fin. Como, por ejemplo, laboratorios equipados con instrumentación de última generación, una zona de preparación de electrodos, y una sala seca de amplias dimensiones que, bajo un estricto control de humedad, alberga líneas de ensamblado automatizadas para la producción de las celdas.

 

Al tener todos los procesos de fabricación bajo un mismo techo, Grabat ofrece total flexibilidad a la hora de controlar y modificar cualquier aspecto del diseño de la celda. Además, es capaz de adaptar su tecnología para satisfacer la demanda de sus clientes, adecuando las características técnicas, los materiales y la configuración de sus celdas según estos precisen.